“Cuando escuché por primera vez la música de Refree sentí como si me estuvieran contando un maravilloso secreto. Espero no comprender jamás este secreto del todo. Es mejor así. Sus melodías son como las viñetas de Moebius, de colores cambiantes. Sus historias son extrañas, oblicuas. Y hermosas. “Els Veïns Nudistes” es mi canción favorita de todas aquellas en las que he trabajado nunca: como un haiku, se mece a través del tiempo, de la mente, de las estaciones. Escucho ahora el disco y agradezco la suerte que he tenido de haber encontrado y de haber podido trabajar con Raül” (Brad Jones).