“Pidiendo en las puertas del infierno” es el disco más extraño que hemos hecho. El diccionario dice: “Extraño, que es muy distinto de lo habitual, natural o normal y tiene algo de extraordinario o inexplicable que excita la curiosidad, sorpresa o admiración.” Después de nuestro segundo disco queríamos hacer algo diferente, hacer algo distinto a lo que, para nosotros, es habitual. Así que decidimos cambiar todo el proceso. Nunca habíamos llegado al estudio sin ensayar. Nunca habíamos creado una canción casi desde cero y grabarla directamente. Nunca habíamos escrito y vomitado tanta letra. Nunca habíamos grabado sin guitarras y mucho menos sin bajo. Nunca habíamos hecho una canción en la que los únicos instrumentos acústicos fueran la batería y la voz. Nunca habíamos grabado un disco en apenas ocho días. Nunca habíamos sido tan directos. Nunca habíamos cantado así.

LP  con cupón de descarga