Edición Doble

“Así que un disco titulado La zona sucia, de sonido más acústico que se publica el día de los enamorados… Oh, Nacho Vegas, esto no puede ser verdad. “Qué le vamos a hacer”, respondió lacónico él cuando le dijeron que aquella era la mejor fecha para la salida. Realmente (aunque la realidad sea un fastidio), ni el álbum trata específicamente sobre el amor, ni carece de guitarras eléctricas, ni esa zona sucia alude al impuro cinturón del deseo” (Pablo Gil). Incluye canciones ya clásicas como: “La gran broma final”, “Taberneros”, “Perplejidad” o “El mercado de Sonora”.

“Siempre prolífico, el cantautor asturiano publicó a finales del 2011 este mini-álbum de seis canciones, notable y politizado apéndice del no menos interesante La zona sucia, que también vio la luz en 2011. El tema que le da título ha sido cortésmente cedido por la Fundación Robo, proyecto de creación colectiva y agitación ideológica en el que también están implicados artistas como Fasenuova, Albert Pla, Tulsa, Mursego, Wild Honey, Arma X o Tarántula. Vegas nunca ha escondido su militancia, pero en esta media docena de cortes la explicita como nunca, con muy buenos resultados. Difícil destacar uno solo de ellos, porque Cómo hacer crac (…) cuenta entre los mejores trabajos del gijonés. Y eso, habida cuenta de lo ejemplar de su trayectoria (…) es sinónimo de mucho” (César Luquero).