NACER BLANCO es el primer trabajo en solitario de Borja Flames, español afincado en París que, tras formar parte de grupos como los garajeros Tedium, del dúo Belmonde, más cercano a la música improvisada y experimental (ambos junto a Abraham Boba) o, ya en París, del dúo de canción francesa June et Jim (junto a la chamánica Marion Cousin) decide, desde la capital vecina, poner sobre la mesa sus propias inquietudes. El resultado de este primer acto son doce canciones donde se mezclan melodías radiantes, compases impares, estructuras y voces en canon, fervor e irreverencia a partes iguales por los formatos neoclásicos (de Bach a Moondog), complejidad e inmediatez, experimentación y música pop, fascinación por las músicas primitivas (de los field-recordings a las músicas tradicionales del mundo entero) por su componente de trance, misterio, brutalidad y sensualidad.